Qué Visitar En La Isla De Skye. Top 10 - Clan Pascual

Qué visitar en la Isla de Skye. Top 10

La Isla de Skye en Escocia

Si os preguntase: ¿cómo os imagináis una isla del Atlántico?

Seguramente muchos de vosotros la describiríais con playas paradisíacas, envueltas por una frondosa vegetación y repleta de árboles de fruta tropical. Quizá también os veríais disfrutando en ella de un maravilloso clima veraniego, bronceándoos mientras conseguís un hermoso tono caribeño, todo ello sin dejar de lado vuestra agua de coco a la orilla de un precioso mar color turquesa. Vale, pues la Isla de Skye no va de eso.

Paisaje de la Isla de Skye
Paisaje de la Isla de Skye

La isla de las hadas

Este es otro tipo de paraíso, un lugar que ha sido moldeado por volcanes en erupción, por grandes glaciares y por una incesante lluvia, donde los amantes de la geología exploran cada rincón con la misma ilusión que lo haría un niño con sus juguetes nuevos.

Se trata de un lugar de cuento de hadas donde estos seres mitológicos han habitado desde tiempos remotos, o por lo menos así nos lo narran sus lugareños, muchos de ellos, miembros de grandes clanes históricos, que aún conservan en sus castillos, regalos que estas criaturas les otorgaron.

Explora su fauna

Los amantes del reino animal se recrean con sus prismáticos divisando el vuelo de las águilas imperiales por el cielo, y de los tiburones, ballenas y delfines por el mar.

Las ovejas de la Isla de Skye
Las ovejas de la Isla de Skye

Los que también dejaron huella en sus playas, fueron los grandes animales de la prehistoria, ya que también fue dominada por los grandiosos seres del jurásico, de ahí que también se la conozca como la “Isla de los Dinosaurios”.

Una isla con sangre vikinga

Su herencia es celta y nórdica. En sus costas desembarcaron durante siglos los normandos con sus navíos, de ahí que en la nueva bandera de la Isla de Skye aparezca un “Birlinn” (un barco vikingo).

Es tierra de acantilados, de valles encantados, de riachuelos y cascadas que aparecen entre páramos de turba y de brezo, donde el ganado campa a sus anchas y gobierna la carretera, ya que tiene muy claro que estos son sus dominios. Sus habitantes protegen la isla frente al impacto medioambiental de las construcciones que destrozan sus costas, y es que lo tienen muy claro: ellos son escoceses con carácter vikingo. ¡Ahú! ¡Ahú!

Bandera de la Isla de Skye
Bandera de la Isla de Skye

10 lugares mágicos que no os podéis perder si visitáis la Isla de Skye

Cada rincón de esta idílica isla escocesa tiene su encanto y muchos de estos lugares que os voy a recomendar los iréis descubriendo por el camino, casi por casualidad.

Una de las dudas más frecuentes que tienen los turistas que vienen de visita a Escocia es: ¿cuánto tiempo necesito para conocer la isla de Skye? Y mi respuesta siempre es la misma: depende de vuestra hoja de ruta, no es lo mismo estar 10 días que tan solo una semana. Pero yo diría que lo ideal es reservar entre dos y tres días para explorar Skye ¡como mínimo! Porque sino, acabaríais yendo bastante justos de tiempo.

Las montañas Cuillin

Conforme nos vamos adentrando en la isla, veremos cómo se presenta una hermosa estampa de grandes montañas rocosas que destacan entre el paisaje: las famosas “Cuillin”.

Estas cadenas montañosas se encuentran divididas en dos partes: las llamadas “Cuillin Negras” y las “Cuillin Rojas”.

Las Cuillin negras o “Black Cuillin” reciben este nombre porque están formadas por basalto y grabo (granito negro). Es esta última roca ennegrecida la que le da el nombre a este conjunto de montañas. El pico más elevado de la isla se encuentra entre ellas y es el “Sgurr Alasdair” de 993 metros de altura.

Sgurr alasdair. Black Cullins
Sgurr alasdair. Black Cullins

No son montañas fáciles de escalar, y aunque su piedra disponga de un fantástico agarre, solo se recomienda su práctica para profesionales de la escalada, debido a los escarpados precipicios y barrancos muy profundos.

Las Cuillin Rojas (en gaélico Am Binnean Dearg) están compuestas por un granito menos duro que el que se encuentra en las Cullin Negras. Por eso, en esta parte las montañas son más curvas, debido a que su piedra se ha erosionado mucho más con el paso del tiempo. Además, se las llama rojas, porque dependiendo de cómo les dé la luz, se alcanza a ver un color rojizo sobre la cumbre. ¡Espectacular!

Las Fairy Pools (Las Piscinas de las Hadas)

Las Fairy Pools (o las piscinas de las hadas) son pozas de agua cristalina que se encuentran entre cascadas y escondidas en el fabuloso paraje de Glen Brittle, a espaldas de la cordillera donde se encuentran las “Black Cuillin”. Este valle repleto de turba y de brezo es atravesado por el río que le da nombre, Brittle, y por sus afluentes que son los encargados de abrir sus aguas entre sus rocas para que estos seres mágicos disfruten de su particular zona de spa.

Fairy Pools (Piscinas de las Hadas)
Fairy Pools (Piscinas de las Hadas)

Si vuestra suerte es favorable y se asoma algún tímido rayo de luz sobre sus aguas, ante vuestros ojos se abrirá todo un mundo de colores de fantasía:  un manto verde esmeralda brotará entre sus aguas, donde muchos y muchas deciden sumergirse entre ellas.

Lo primero que veréis nada más llegar a la zona será un parking. Una vez allí, tendréis que pagar el peaje que marcan las propias “hadas” : 5 libras. Entre la ida y la vuelta tenéis aproximadamente unos 5km, y la vista os llevará un tiempo aproximado de una 1 hora y 30 minutos.

Indicación "Fairy Pools"
Indicación “Fairy Pools”

El camino no tiene ninguna perdida y se encuentra en frente del estacionamiento. Deberéis atravesar algún riachuelo que otro saltando sobre sus piedras. No se trata de una caminata difícil, pero nada aconsejable para gente con problemas de movilidad.

Portree

La capital de Skye es una pintoresca villa marinera donde destacan sus edificios de colores junto a su puerto pesquero. Allí podréis sentaros en alguna de sus terrazas y disfrutar de un buen aperitivo costero.

Portree
Portree

Portree se encuentra rodeada de colinas y fue creada a principios del siglo XIX. Aunque hay gente que se piensa que Portree significa “puerto del rey”, no es así. El nombre proviene del gaélico “Port on Slope” que significa “Puerto en la pendiente” o “sobre la ladera”.

Los mejores restaurantes de la isla se encuentran en este área, al igual que los supermercados. Es muy recomendable que si vais a subir hacia al norte, paréis para recargar vuestras provisiones en la capital, ya que arriba no encontraréis absolutamente nada.

The Old Man of Storr

Una de las estampas más conocidas de la Isla de Skye es sin lugar a dudas el “Old Man of Storr”. Debemos encauzar nuestro trayecto hasta la península del Trotternish donde se encuentra la formación rocosa “The Storr” a 719 metros de altura: un claro ejemplo de los desprendimientos de tierra que han sucedido en esta zona.

La joya de la corona es un pináculo de piedra de 50 metros de altura conocido como “El Viejo de Storr”, que se encuentra junto a otros pináculos. A este conjunto de rocas se les conoce como el “Santuario”.

Old Man of Storr
Old Man of Storr

Se han escrito cientos de leyendas sobre la forma tan peculiar que tiene esta cresta rocosa. ¡Capta la atención al instante de cada visitante que se acerca! Estas leyendas van desde hadas y gigantes que convirtieron en piedra a una pareja de ancianos que andaba por estos lares, hasta gnomos amistosos que esculpieron en las rocas las siluetas de esta pareja tras su fallecimiento.

Si queréis realizar el recorrido deberéis dejar primero el coche en el parking (3 libras) que se encuentra a los pies del sendero. Tenéis casi 2 km de trayecto si queréis alcanzar la ansiada postal que todo el mundo desea. No se trata de un trayecto fácil y más si está lloviendo (algo bastante frecuente en Escocia). Sobre todo id muy atentos en la bajada, ya que podéis deslizaros debido al barro.

Una visita 100% recomendable con una de las vistas más increíbles de la isla.

The kilt rock

Sabemos que Escocia es un pueblo de costumbres, y se sienten muy orgullosos de mostrarlas al mundo, por eso a las verticales columnas de basalto de 90 metros de altura que revisten los acantilados en este punto de la isla de Skye, les han otorgado el nombre de “Kilt Rock”, por la semejanza con los pliegues de la  tradicional prenda escocesa.

También podréis observar una fantástica cascada que alcanza los 55 metros. Su agua procede del lago Mealt que está muy cerca de los acantilados.

kilt rock. Clan Pascual
kilt rock. Clan Pascual

La parada se encuentra muy próxima a la población de Staffin, a tan solo unos minutos en coche desde el aparcamiento del “Old Man of Storr”. Veréis una señal que os indica dónde está el parking y, prácticamente sin necesidad de andar, llegaréis hasta el mirador.

También veréis una placa en el mirador que indica “las especies de dinosaurios” que habitaron la isla. Si estáis muy interesados en la materia, en la misma población de Staffin encontraréis un museo dedicado a los dinosaurios que habitaron Skye. Más información (click aquí)

Museo de los Dinosaurios.
Museo de los Dinosaurios.

Quiraing

Si te gusta el senderismo y la fotografía, no lo dudes, esta isla está hecha para ti.

El “Meall na Suiramach” es uno de los cerros de la amplia cordillera del Trotternish, y uno de los más interesantes de Skye: porque en él se encuentra el “Quiraing”.

Se trata del mayor desprendimiento de tierra de Gran Bretaña. El Quiraing está formada por piedra volcánica de basalto en su parte superior y sobre su base, hay una capa de sedimentos de piedra mucho más débil que data de la época del jurásico. Los desplazamientos de las placas han hecho que ese gran peso del basalto se deslice por su parte este, creando así un paraíso de riscos y peñascos para el disfrute de nuestros ojos.

Quiraing
Quiraing

Este punto está algo más escondido, por eso os dejo aquí marcado dónde se encuentra su parking (click aquí).

Se trata de una caminata circular de casi 7km, que tardaréis unas horas en realizar. La dificultad del recorrido es de nivel medio y, como en cualquier ruta senderista, deberéis ir bien preparados para las inclemencias del tiempo. Mucho cuidado aventureros, porque el terreno que suele estar lleno de barro.

Fairy Glen (El Valle de las Hadas)

No todos los caminos se muestran ante nuestros ojos, y más si estos lugares están habitados por seres fantásticos.

La isla de Skye es hermosa, pero si hay un lugar que de verdad te haga sentir como si estuvieras en un sueño, este es el “Fairy Glen”.

Valle de las Hadas (Fairy Glen). Clan Pascual
Valle de las Hadas (Fairy Glen). Clan Pascual

Se trata de un valle rodeado por curiosos montículos, moldeados de esta manera por su pasado volcánico y glaciar, donde predomina el helecho sobre su vegetación. Es un lugar insólito que da la espalda a nuestro mundo real, donde la fantasía nos invita a convertir peñascos recubiertos de basalto en verdaderos castillos, como es el caso de “Castle Even”. Se puede ascender a este montículo que gobierna el valle para capturar una de las mejores fotografías de este paraje.

Para poder encontrar el “Fairy Glen” deberéis llegar hasta la población de Uig. Conduciendo por la carretera A-87, a la altura de su torre de estilo normando, encontraréis una pequeña desviación hacia el interior que indica Balnaknock ¡ese será vuestro sendero! Al final del camino hay un pequeño parking gratuito. El paseo hasta el valle es muy corto y no tiene prácticamente dificultad.

Skye Museum of Island life

Si queréis comprender como han vivido los habitantes de la isla al largo de la historia y explorar sus costumbres, esta visita es obligada en vuestro viaje.

Este pintoresco museo formado por un conjunto de 7 cabañas (crofts) con tejados de paja, abrió sus puertas en 1965 tras restaurar una de estas granjas del siglo XIX.

Skye Museum of Island life
Skye Museum of Island life

Si entramos en la más grande, podremos ver cómo estas familias hacían vida al rededor de su chimenea en los largos inviernos escoceses. Amenizaban las tardes con música, donde la gaita escocesa no podía faltar, de ahí que podamos ver que estos instrumentos de viento se encuentran entre su decoración.

Los elementos que la componen (donados por varios vecinos) nos hacen viajar en el tiempo y explorar entre sus costumbres. Los más llamativos son los colchones de paja, las sabanas de lino grueso cosidas a mano, las grandes cacerolas de hierro de la cocina, y todo el mobiliario que la compone.

Cementerio de Kilmuir
Cementerio de Kilmuir

Anexo a este museo se encuentra el cementerio de Kilmuir donde está enterrada Flora McDonald. Centro de peregrinación de los que aún sienten en su corazón “el alzamiento jacobita” dado que Flora salvó a Bonnie Prince Charlie en la batalla de Culloden.

El Castillo de Dunvegan

El gran bastión de las hébridas interiores se alza sobre una roca de basalto a los pies del lago Dunvegan. Es la fortaleza que más años ha estado habitada en Escocia y ha pertenecido desde sus orígenes al Clan McLeod, uno de los principales clanes de la Isla de Skye, junto a los McDonald.

Castillo de Dunvegan. Clan Pascual
Castillo de Dunvegan. Clan Pascual

Los orígenes de esta fortaleza datan del S.XIII y ha sufrido grandes remodelaciones al largo de su historia, la más importante de ellas fue en el siglo XIX durante la época del “romanticismo británico” cuando el castillo de Dunvegan fue revestido por una carcasa de torreones y de almenas propias de la era medieval.

Las Banderas de las Hadas

En su visita podremos encontrar algunas de las reliquias más conocidas de la isla, como la “Fairy Flag”. Cuenta la leyenda que esta bandera perteneció al rey Harald III de Noruega y se creía que quien la poseyera sería invencible en la batalla. Pero por lo visto no fue así, ya que en la batalla del puente de Stamford, el rey fue asesinado y la bandera mágica desapareció.

No se sabe exactamente cómo llegó al Clan McLeod: pudo ser entregada a un miembro de su clan en las cruzadas, o quizá regalada por las hadas como cuentan los lugareños. Esta tela de seda de color marrón, algo amarilleada por el paso del tiempo, promete conceder tres deseos al igual que las lámparas del Oriente Medio.

Dicen que la bandera puede ser agitada hasta en 3 ocasiones y el Clan McLeod saldrá ileso del peligro.

Fairy Flag (Bandera de las Hadas)
Fairy Flag (Bandera de las Hadas)

Ya ha sido hondeada 2 veces a lo largo de la historia y con resultados muy favorables. En ambas ocasiones fueron agitadas entre los siglos XV y XVI para defenderse del ataque del clan enemigo, los McDonald. Estos enfrentamientos en los que estuvieron apunto de ser masacrados, el jefe del clan utilizó el paño mágico y el rumbo de la batalla cambió hasta alcanzar la victoria.

Durante la segunda Guerra Mundial algunos jóvenes combatientes pertenecientes al clan, llevaron consigo una imagen de la bandera como amuleto de protección.

La bandera aún no se ha agitado por tercera vez, y esperemos que de momento siga así.

Los Jardines

Se cuenta que muchas zonas de bosque de la isla fueron taladas debido al gran número de delincuentes que se escondían entre ellas y, de ahí, que actualmente carezca de estas zonas. Los orígenes de los jardines del castillo se remontan al siglo XVIII. Fue una tarea bastante complicada, ya que la base está formada por una dura roca de basalto, por ello se decidió aprovechar parte de la zona boscosa anexa a la fortaleza para integrarlos.

Dispone de varios jardines dentro de sus 2 hectáreas: el jardín acuático, el de las rosas y el de la muralla. Este último se encuentra en lo que eran los huertos del castillo. Un hermoso y complaciente paseo entre las flores, las cascadas de agua que ofrecen sus pequeños lagos, las plantas exóticas y una gran diversidad de árboles que contrastan con el páramo árido de la isla de Skye.

Una de las ventajas que tenía el Castillo de Dunvegan es que antiguamente quedaba completamente aislado cuando subía la marea, otorgando así una mayor seguridad frente a los enemigos.

Otro de los atractivos que ofrece la fortaleza es poder ver a las focas que descansan a los pies de su roca en la misma bahía. Existen excursiones en bote para poder ir a verlas. Para más información (Click aquí)

Neist Point

Seguramente el Neist Point lo habremos visto en cientos de páginas web y en distintos panfletos de propaganda que se emite como reclamo para visitar Escocia, pero ¿dónde queda este lugar? Pues nada más y nada menos que en el punto más occidental de la Isla de Skye: exactamente en la bahía de Duirinish.

Neist Point. Isla de Skye
Neist Point. Isla de Skye

Tras dejar atrás una serpenteante y famélica carretera, por fin llegamos a nuestro destino. Creo que no hay suficientes palabras para describir el primer impacto visual que recibimos al ver ese gran manto verde que se despliega sobre el cabo de Neist Point.

El camino hacia su faro cubre una distancia de algo más de 2km. Un paseo que comienza con la bajada de una tortuosa escalera (que por cierto, está repleto de “midges”, así que no os olvidéis del spray antimosquitos). Las vistas del perfil de sus acantilados y su roca de basalto son un deleite para nuestros ojos. Mucha gente lo denomina como “La Calzada del Gigante de Escocia” por lo parecidas que son sus rocas a las de la costa irlandesa.

El faro de Neist Point data de 1900 y fue diseñado por David Alan Stevenson, primo del famoso escritor Robert Louis Stevenson. Este quizá sea el mejor punto para poder ver toda la fauna marina que habita a los pies de estos acantilados, nada más y nada menos que los tiburones peregrino, orcas, focas, ballenas minke, delfines y marsopas.

No hay parking en el Neist Point, por lo que deberéis aparcar pegados al borde de la carretera.

Destilería Talisker

En la población de Carbost encontráis una de las insignias de esta isla: la famosa destilería de whisky “Talisker”.

Famosa por su whisky “single malt” donde destaca su variedad de “whiskies ahumados” es sin lugar a dudas una parada obligatoria en nuestro viaje. Ese sabor tan característico se consigue gracias al proceso de quemado de la turba, donde el grano adquiere ese olor y sabor que nos teletransporta a la leña que se prende en invierno en las estufas del campo.

Destilería Talisker
Destilería Talisker

Talisker nació en 1830 de las manos de Hugh y Kenneth MacAskill. Más tarde pasaría a fusionarse con otra gran destilería de la área de Speyside, Dailuaine. Se convirtió en un emblema del whisky de un único grano en Escocia, pero en 1970 la destilería sufrió un gran incendio y tuvo que ser reconstruida por su actual propietario, Diageo.

Esta gran compañía dedicada a la fabricación y distribución de bebidas alcohólicas, produce algunas de las marcas más reconocidas a nivel internacional como Johnnie Walker, Baileys, J&B, Captain Morgan…

En este link podréis encontrar su horario para realizar la visita a la destilería (Click aquí).

¿Qué tener en cuenta antes de visitar la Isla de Skye?

  1. Midges. Estos microscópicos mosquitos nos pueden llegar a arruinar la visita. Os encontraréis grandes enjambres de estos durante todo el camino. Es muy importante que os llevéis un buen repelente, porque las picaduras de estos son terribles. Mucha gente suele comprarse mosquiteras para la cabeza y ¡no me parece mala idea!
  2. El calzado es muy importante, si es de montaña y waterproof, mejor que mejor.
  3. Una buena chaqueta impermeable. Pensad que en la Isla de Skye, y en Escocia, la mayor parte de los días llueve.
  4. Recordad que los supermercados grandes se encuentran en Portree, no veréis muchos bares, ni restaurantes, ni tiendas durante el camino.
  5. El precio del alojamiento es de los más caros de Escocia. Intentad reservad con tiempo para encontrar los precios que se adecuen más a vuestro bolsillo, porque luego ya solo os quedará elegir entre lo que quede.
  6. Los mejores meses para visitar Escocia suelen ser desde abril hasta junio. Sí, en verano suele llover.
  7. Si elegís venir a visitar la Isla de Skye en otoño y invierno, quizá no sea una gran elección, tanto por la nieve como por las pocas horas de luz que tiene el día. A eso de las 4 de la tarde se pone el Sol.
  8. Aunque no lo parezca, la protección solar también es importante al igual que las gafas de sol en los meses de primavera y verano. ¡No os fiéis de los cielos nublados!
  9. La mayor parte del camino iréis por carreteras extremadamente estrechas, por lo que tenéis que estar parando casi todo el tiempo para ceder el paso. No os fiéis de los tiempos orientativos de Google Maps, siempre será mucho más. Sed pacientes y fijaos al pasar ciertos tramos. Debéis ceder el paso cuando veáis unos pilares marcados en color rojo.
  10. Si tenéis en mente comer o cenar en algún buen restaurante de la isla, no esperéis al último día porque suelen estar las reservas completas.

Sé que el título marca un “top 10” y os he indicado 11 lugares, pero entiendo que “Las Cullins” (a no ser que seáis escaladores profesionales) será una visita muy complicada de realizar.

La Isla de Skye también dispone de una gran variedad de alojamiento “Glamping“. Para más información (click aquí)

Espero que podáis disfrutar mucho de vuestra visita y recordad que si queréis realizar algún tour por Edimburgo, aquí encontraréis toda la información: Clan Pascual.

Borja Pascual

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicado.

Reserve Ahora Reserve Ahora