The Queensferry Crossing (El nuevo puente del Forth )

Cuenta la historia que la reina católica Margarita de Escocia en el S.XI, mandó establecer un transbordador en el fiordo de Forth, para que los peregrinos pudiesen atravesar el Forth hasta la costa de Fife y continuar su andadura hasta la población de St. Andrews. La necesidad de unir las costas por el Forth, ha estado latente al largo de la historia escocesa.

La revolución industrial en el S.XIX demandaba una conexión entre Londres y Aberdeen para sus locomotoras a vapor, fue así como Edimburgo se vio unida a la costa de Fife a través de su primer puente sobre el fiordo (Forth Rail Bridge) en 1890. Declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2015.

El segundo enlace (Forth Road) fue inaugurado por la reina Isabel II en 1964. Este puente colgante ha sido el encargado de conectar a las poblaciones de South Queensferry y North Queensferry por autovía.

Tras su reciente inauguración, de nuevo por la Reina Isabel II junto al Duque de Edimburgo, llega el tercer puente sobre el Forth bautizado a petición pública como, Queensferry Crossing.

 

Se trata del puente más alto del Reino Unido con sus 210m de alzada. Tiene una longitud de 2700m y se comenzó a construir en el 2011. El costo del coloso ha rozado los 1350 millones de libras (en pesetas no sabría ahora realizar la conversión). Su vida es de 120 años, aunque se estima que alcanzaría los 150.
Su función primordial es la de desviar el tráfico del anterior puente para que el antiguo, solo se ocupe de ser transitado por ciclistas, peatones y autobuses.

Se espera que lleguen a cruzarlo unos 24 millones de vehículos de forma anual. También se espera que si en un futuro se construyese un cuarto, sea la reina Isabel II de nuevo la responsable de inaugurarlo.

Mi máximo agradecimiento a David Guillén Photography por su genial fotografía.

Pascual

 

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicado.